Consejos para cuidar la piel

Hoy vamos a daros una serie de consejos para cuidar la piel, y es que tener una rutina con el cuidado de la piel puede retrasar los signos del envejecimiento y puede prevenir problemas de piel como acné, eczemas, sequedad y quemaduras del sol. A medida que envejecemos la piel naturalmente se vuelve más delgadas, más frágil, produce menos aceites naturales por lo que es más susceptible a daños.

Vamos a contarte algunos hábitos sencillos de cuidado de la piel que te ayudarán a tener una piel saludable y hermosa para y por muchos años.

Teniendo en cuenta que la piel hidratada a cualquier edad siempre será mucho más agradable que una deshidratada con algunos productos serán suficientes para lograr dicha hidratación.

A menudo no tenemos tiempo, ni somos constantes como para ir con frecuencia al centro de estética, o no contamos con un presupuesto claro, esto es esencial.

Debemos evitar llenarnos de estos productos específicos que a menudo no sabemos qué tienen o cómo debemos utilizarlos. A veces los utilizamos durante días, cuando no se debe usar así lo que supone inefectividad y un desperdicio de dinero.

Además de un cuidado diario, hay que seguir un tratamiento semanal a base de exfoliación y mascarillas, así como otras tareas mensuales para profundizar en tu piel, así como conseguiremos la mayor limpieza de la piel.

En la rutina diaria recuerda que ésta no es igual para todas las personas ya que cada uno tiene un tipo, y al final la única diferencia dependiendo del tipo de piel, será los productos a usar y cómo usarlos.

Por tanto vamos a contarte qué tipos de piel hay.

Piel seca: Este tipo tiene tendencia a descamarse, la piel es áspera y opaca. Tiende a arrugarse más fácilmente que la piel grasa. El sol, el aire y la contaminación contribuyen a estos efectos. Si tienes la piel seca es necesario que por la mañana trates la piel con una crema hidratante y una crema nutritiva de noche.

Piel sensible: la piel es delicada y un poco seca, se irrita fácilmente irritada y es propensa a reacciones alérgicas a los cosméticos, perfumes o detergentes. Los cambios atmosféricos y climáticos y cosmético inadecuado pueden causar irritación, dejando la piel roja.

Piel normal: Este tipo de piel tiene una textura más suave, y suele tener puntos negros y poros. Las personas con este tipo de piel solo necesitan un régimen básico de belleza para mantener el equilibrio natural.

Piel mixta: Esta piel se caracteriza porque cuenta con un área seca y otra grasa. Si tienes piel mixta debes realizar una rutina de cuidados en la que se tenga en cuenta dos aspectos: hidratación de la zona seca y la reducción de la secreción de sebo, en la zona grasa.

Piel grasosa: Este tipo de piel se caracteriza por una producción de sebo que da como resultado grandes poros abiertos, puntos negros, etc. Este tipo de piel grasa es especialmente común durante la adolescencia cuando se producen los cambios hormonales típicos del desarrollo del joven. La ventaja de este tipo de piel es que se mantiene por más tiempo joven. Esta piel requiere una atención especial por lo que hay que usar productos de limpieza, lociones y cremas que se adapten a este tipo de piel y que ayuden a prevenir la acumulación de impurezas.

Consejos para la piel

Una vez conocida los tipos de piel pasamos darte consejos para la piel que seguro te serán muy útiles.
Consejos para la piel
Protege tu piel del sol
Para mantener la piel saludable, salir al sol sin protección no es una buena opción. Aplicar un protector solar con un SPF que se adapte a tu tipo de piel es esencial. Debes aplicar con regularidad. También es recomendable que no estés bajo el sol durante las horas más calientes del día.

Usa sólo un jabón suave para las pieles
Es importante utilizar productos para la piel suaves. Si utilizas productos muy agresivos, la piel puede verse afectada en forma de irritaciones.

Mientras te duchas
Es preferible que te duches y si tomas un baño no estés dentro del agua mucho tiempo. Utiliza agua caliente pero sin pasarse.

Mientras te secas
Cuando salgas de la ducha o baño seca todo el cuerpo rápidamente de forma suave golpeando con delicadeza en el pecho, brazos, piernas, etc. con la toalla. No frotes la toalla con la piel de forma enérgica hasta que esté seca.
consejos para cuidar de tu piel
Hidratar diariamente
Créate el hábito diario de hidratar tu piel Después de secarte con la toalla usa la crema para hidratar la piel con eficacia. Esto te ayudará a reparar la película hidrolipídica, esta película cubre la epidermis. No olvides que tienes que hidratar todo el cuerpo.

Protégete del frío
¿Notó que la piel se resiente con el frío? Es normal, de hecho, el frío y el viento y el sol, tienden a resecar la piel, dejándola con picor y tirantez incómoda. Tan pronto como la temperatura cae, asegúrate de protegerte con ropa. . Y no olvides proteger tus manos también con guantes.

Bebe mucha agua
Para tener una piel hermosa, tu cuerpo necesita una cantidad suficiente de líquidos. Asegúrate de beber mucha agua. Lo ideal son ocho vasos al día. Un vaso de agua al levantarse es muy saludable y reconfortará a tu piel.

Come sano y equilibrado
Una dieta sana y equilibrada no sólo es buena para el cuerpo, sino también para tu piel. Cada día, debes comer cinco piezas de fruta ricas en antioxidantes. Esto te ayudará a mantener tu piel saludable y hermosa.

Duerme las horas recomendadas
Si duermes lo suficiente, siete u ocho horas diarias tu piel estará radiante. Tu cuerpo necesita una cantidad de sueño no lo olvides.

Deja de fumar
El tabaco es muy perjudicial ya no solo para la saludo sino también para la piel. Provoca que la piel envejezca más rápidamente.

Consejos naturales para cuidar la piel

A continuación vas a aprender algunos Consejos naturales para cuidar la piel.
Consejos naturales para cuidar la piel
Para las manos: Un buen remedio natural es sumergir las manos en agua tibia, después se pone jabón, una cucharada de aceite de germen de trigo con 5 gotas de esencia de limón. Debes utilizar esta crema para regenerar la piel, hidratarlas quedarán como nuevas.

Para las espinillas: Puedes utilizar arcilla como mascarillas. Puedes ponerte arcilla antes de dormir y a la mañana siguiente las espinillas estarán secas y desinfectadas.

Para las verrugas en la piel: el remedio natural para eliminar las verrugas es aplicar una gota de aceite esencial principalmente de limón directamente sobre la verruga y cubrir con una gasita. Debes repetir el proceso cada noche, tres o cuatro semanas, la verruga desaparecerá.

Piel de la cara: Una mascarilla de zanahoria es uno de los remedios naturales más efectivos. Simplemente hay que mezclar una zanahoria a la consistencia de la crema que uses habitualmente. Luego extiéndela en la piel, frote un poco y verás buenos resultados en poco tiempo. Recuerda realizar esta tarea como hábito y no solo una vez, verás los resultados a medio plazo.

Eliminar las espinillas: deshacerse de espinillas en la nariz, frente, barbilla y mejillas, es fácil con este remedio natural, para ello corta un tomate por el medio, y frótalo sobre el área a tratar durante 15 minutos.

Para quitar las impurezas de la piel: Podemos combatir las impurezas a diario con una ducha y un guante tubular, en el guante pon una pizca de vinagre. Realiza este ejercicio dos o tres veces por semana, dependiendo de la cantidad de impurezas. Puedes complementarlo con una mascarilla de barro rojo durante 15 minutos, para la mascarilla retira con agua fría.

Y hasta aquí nuestros consejos para cuidar la piel. Si tienes más recomendaciones y remedios caseros que no hayamos descrito te animamos a que nos los cuentes.

Noticias relacionadas

Sobre el autor

Agregar comentario

¡Síguenos en Facebook!Seguir